En este momento estás viendo Tiempos para armar un plan de mantenimiento

Tiempos para armar un plan de mantenimiento

Durante esta cuarentena quien no ha escuchado hablar de las rutinas para permanecer en casa. Que un horario de gimnasia, que probar nuevas comidas, tiempos para cocinar diferente, horarios de lectura y cuantas más.

Bueno, que tal si parte de este tiempo, lo utilizamos para organizar una rutina anual de mantenimiento de nuestra casa.

Una casa a la que se le haga mantenimiento adecuado y oportuno será más segura, brindará más comodidad y mantendrá su valor en el mercado.

Crear una agenda de mantenimiento anual, nos ayuda muchísimo para seguir disfrutando del lugar donde vivimos, aunque nos toque estar invadidos por pintores o albañiles. Y, además, algo muy importante, hacer reparaciones preventivas a la casa para evitar su deterioro, te permitirá ahorrar gastos mayores, lo que significa tener que hacer un mantenimiento correctivo.

Es cierto que son muchos los detalles a los que hay que estar atentos. Hay tareas que debes hacerlas con más frecuencia, y otras que las puedes organizar de acuerdo a la estación del año.

El lugar donde se encuentre la vivienda acelerará o no la necesidad de mantenimiento. Por ejemplo, si vivís en una zona costera, el salitre puede convertirse en un dolor de cabeza al acelerar el desgaste de tuberías, rejas y carpinterías. Si la zona es húmeda o seca marca diferencias importantes.

¿Cómo organizar el plan anual de mantenimiento?

Aquí va un ejemplo que te puede servir de guía para armar uno propio.

Primavera

En primavera acabamos de salir de los meses más fríos y queremos pasar más tiempo fuera de casa. De hecho este es el momento apropiado para comenzar a hacer el mantenimiento exterior y ver qué hace falta hacer antes que llegue el verano.

Sin embargo, no debemos descuidar el interior. Comienza con los trabajos de limpieza de primavera, que abarcarán tanto el exterior como el interior.

Revise si hay grietas en las paredes o fracturas en las bases de la casa. Si las hay estas tienen que ser atendidas lo antes posible. Puede ser un buen momento de inspeccionar en el techo posibles humedades y filtraciones.

Prestá atención al jardín, retirá las plantas muertas. Este el momento de renovarlo y lucirlo antes que vuelva a llegar el frío.

Verano

El verano, además del clima, tiene la ventaja que los días son más largos así que tendrás más tiempo para concretar tus proyectos.

Es el momento de revisar que no haya ninguna fuga por las tuberías. Chequee la presión del agua, si está débil es una señal de que puede estar rota.

Repare las ventanas y reemplace burletes, pintar o reparar marcos y hojas. Es la época del año que podemos esperar a que una reparación seque con la ventana abierta

Otoño

Este es el momento de preparar la casa para el invierno. Debe concentrarse en tener todos los sistemas funcionando y prevenir los daños que el frío pueda provocar. Deshollinar estufas y si posee chimenea controlar el estado del tiraje.

Si la calefacción es con aire acondicionado, es momento de chequear los filtros.

También es momento de revisar los drenajes y limpiar canaletas para retirar toda tierra y hojas que hayan quedado de la temporada anterior.

Invierno

El invierno es el momento de trabajar en el interior de la casa. Le toca a la instalación eléctrica: limpieza de artefactos, adecuación de bombillas, probar el disyuntor y asegurarse que funcione, son algunas de las tareas para los meses fríos.

Y.. ¿Ya tenés listo el plan anual de mantenimiento para su casa?  Espero que estas ideas te hayan sido útiles.

Nos vemos…

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.