Reformar, reciclar y algo mas

Patio, terraza, balcón

Comenzó el calor y nada mejor que contar con un espacio al aire libre, sin tener que salir de casa, para disfrutar al terminar la jornada

90

Paso a paso vamos notando que el verano dura más y el invierno es cada vez más corto. Eso hace que la vida de todos, se haga cada vez más “de puertas para afuera” y así, terrazas y patios se convierten en totales protagonistas.

¿Que mejor que sentarse a disfrutar de un momento de descanso, con algo fresco, rodeado de plantas en un bonito patio? Esto es, sin lugar a dudas, uno de los grandes placeres de la vida, solo basta tener el espacio ¡divino tesoro! Ese patio, terraza o balcón, que necesito para convertirlo en MI LUGAR. Y no estoy precisamente hablando de hacer grandes reformas y gastar mucho dinero. Con un escaso presupuesto y poco a poco se pueden conseguir espacios exterirores con mucho encanto. Lo importante es tener bien claro lo que queremos hacer y como lo queremos hacer, para poder seguir así un plan e ir haciendo las cosas con cierto orden.

Primero, necesito verde. Sin plantas pierde casi toda la gracia. Aquí empiezan a pesar los metros cuadrados, pero a no desesperar, pues si bien un piso de césped es super placentero, también hay que contar con el tiempo suficiente para cuidarlo. Una maceta con yuyos la puedo dejar para mañana, pero tomarme unos mates con los yuyos altos no es muy acogedor. En lugar de césped, podemos pensar en jugar con dibujos en el piso, creando en algún sector un deck y rincones con macetas. Un buen truco para crear una bonita visual se logra cuando todas las macetas tienen el mismo diseño o por lo menos parecido.

A veces podemos ver patios o jardines que han sido invadidos por el hormigón y el ladrillo, perdiendo su encanto, y transmitiendo poco y nada de esa sensación de frescura que brindan las plantas. Una tendencia que va en aumento, es la creación de jardines verticales, allí cuando las macetas ocupan mucho espacio o cuando mi patio o terraza está cerrada por altísimas paredes, convertir una de ellas en un muro verde, es una maravillosa opción.

Otro elemento importante pues cambia el clima del patio o terraza, brindando frescura es la presencia del agua. Me parece que nada le da más encanto al patio que una fuente o una cascada de agua, independientemente del tamaño que esta tenga. El sonido del agua caer suele ser muy relajante y precisamente relajarnos es lo que buscamos cuando salimos a disfrutar del buen tiempo en nuestro patio. Existen en el mercado infinidad de modelos con sencillas instalaciones para poder ubicar una en cualquier rincón.

Otra variante a considerar es la iluminación, nada de grandes farolas, las luces deben ser puntuales, no estridentes y en lo posible la opción de luz cálida. Otra posibilidad es iluminar con guirnaldas de Led cálidas.

Finalmente llego el momento de elegir el mobiliario, una mesita y un par de sillas o reposeras, sólo hay que considerar que si los elijo en madera o metal van a exigir un mantenimiento y cuidado que los de PVC no requieren.

Espero que con mis sugerencias encuentre una punta para transformar tu espacio exterior, recuerda que siempre me puedes consultar al respecto, por esta página o en facebook. Nos vemos.

¿Tenés alguna duda? ¡Compartila!

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.