En este momento estás viendo Iluminando accesos y pasillos

Iluminando accesos y pasillos

La primera luz del día es generalmente cálida y dorada, como la luz de la vela o del fuego. A medida que trascurre el día el color de la luz cambia, va del naranja amarillento al blanco, incluso azul. Si quisiéramos imitar a la naturaleza deberíamos buscar una iluminación cálida de baja intensidad de luz y una iluminación más fría con alta intensidad. Pero ¿es igual en todos los ambientes?

Visto en Pinterest

Arranquemos por la zona de acceso: a veces diferenciada y otras veces integrada al estar-comedor, no importa. Es lo primero que ve todo aquel que llega a tu casa, así que hay que esforzarse en dejarlo bonito y acogedor. Ya sabes, la primera impresión es la que cuenta. Por eso, y aunque el recibidor no es una zona de estar en la que se requiera mucha luz, conviene que esté bien iluminado.

Un punto de luz en el techo, ya sea mediante una lámpara o un foco embutido en cielorraso pero cercano a la puerta, puede ser suficiente.

Observa en la imagen el antes y después de un acceso al que se le agrega luz en cielorraso y una lámpara sobre el mueble recibidor.

Otras zonas como pasillos, escaleras y descansos deben contar con una iluminación amplia, que no se formen huecos sin luz y al mismo tiempo sin deslumbramientos.

Atrás quedaron aquellos pasillos largos y estrechos que solamente se iluminaban con un aplique de techo escuálido. En esos caso lo normal era que aparezcan muchas sombras y que el pasillo se convierta en un espacio frío y monótono. Hoy lo podemos evitas:

Utiliza la luz cenital. La luz cenital es ideal para iluminar pasillos muy largos. Se trata de una luz indirecta que nos permite crear una iluminación suave y acogedora. Para que la luz cenital funcione debemos de hacer que rebote sobre el techo o las paredes.

Otra opción es crear una guía por medio de focos empotrados. Para averiguar la distancia óptima entre unos y otros tendrás que tener en cuenta el ángulo de apertura de cada luminaria, creando así un aspecto cuidado.

Visto en Grscan

Si tu pasillo es ancho… puedes decantarte por colocar algún pequeño mueble que rompa la monotonía. Si puedes añadir estanterías bajas en tu pasillo no olvides colocar sobre ellas lámparas de sobremesa para obtener un toque de luz extra.

Visto en El Mueble

En caso de que tu pasillo sea muy estrecho… además de la iluminación por medio de apliques deberás de tener especial cuidado con los colores. Lo mejor es decantarse por una paleta de tonos suaves que permita que la luz se refleje adecuadamente. Este es uno de los trucos más utilizados por los diseñadores para que las habitaciones parezcan más grandes. Si no te gusta el blanco puro busca blancos rotos o tonos similares. De otro modo solo conseguirás un espacio pequeño y oscuro.

Recuerda que puedes consultarnos a [email protected]

Nos vemos….

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.