Reformar, reciclar y algo mas

Pérgolas y toldos

Estar mas cerca de la naturaleza y disfrutar del espacio exterior son las consignas

29

Se vienen los días espectaculares para estar afuera y hay que aprovecharlos pero el sol directo provoca demasiado calor, además de impedirte leer, conversar, comer o mirar la pantallita del celular cómodamente.

Las galerías, pérgolas, toldos o simplemente una media sombra son elementos practiquísimos y de estructura simple que cumplen más de una función en el patio o terraza. No sólo nos cuidan de la intemperie, creando un espacio resguardado del sol o de la lluvia; sino que también facilitan demarcaciones de ambientes al aire libre, sobre todo en terrazas o patios medianos y grandes.

Las pérgolas pueden hacerse de manera artesanal y a pedido, o pueden comprarse ya hechas. Por lo general, son de madera, aunque también existen estructuras de aluminio, de metal y hasta de hormigón. Las ventajas de las pérgolas para dar sombra son variadas. Por un lado, hay una cuestión estética y romántica, que se aprecia a simple vista cuando se observan las sombras diagonales demarcando muros y pisos. Por otra parte, estas estructuras permiten utilizar materiales de todo tipo para crear una sombra más consistente: toldos de lona, chapas de PVC, media-sombras, entre otras opciones.

La sensación que se experimenta es que podemos agregarle un ambiente más a la casa o simplemente extender uno de ellos, por ejemplo, si observamos la simpleza de vigas de madera sostenidas sobre dos columnas, delimitando un pequeño patio al que se accede a través de las grandes puertas-ventanas.

Un patio o jardín trasero, aun pequeño, puede delimitarse y dividirse en varias áreas: la terraza contigua a la casa, un espacio libre de césped o jardín y, finalmente, la pérgola, en la que plantas trepadoras ayudaran a sombrear el espacio.

Los toldos para el patio son una forma de aumentar el placer de la experiencia de estar en el patio. Los toldos proveen refugio del calor en verano y sombra durante esas comidas al aire libre de la tarde. Por otra parte, el toldo ofrece dos ventajas insoslayables: es económico y es móvil. O sea que te sale relativamente poca plata crear una instancia diferenciada que, el día que te canses o quieras otra cosa, podés remover con facilidad.

Aumentan la eficiencia energética al reducir la luz solar y el deslumbramiento, especialmente cuando se trata de un toldo instalado en las ventanas. Cuando se utilizan sobre un patio, el toldo protegerá sus muebles al aire libre y los suelos de la pérdida de color. Aquí hay que observar un poco la gran variedad de telas disponibles en el mercado de acuerdo al tamaño e inclinación de toldo por un lado y la densidad y materia prima de la lona por otro. Distinto será si quiero un toldo solo para oscurecer o si lo quiero para protegerme del calor.

Una opción es la lona acrílica, compuesta por fibra acrílica, cuyo color proviene del mismo hilo que la forma, por lo que son muy resistentes al paso y al efecto de la luz. Por ello, el color dura más tiempo. Además, suelen ser impermeables y anti-manchas, y cubren bastante bien del viento. Este tipo de lonas son de las más estéticas y se emplean sobre todo en los toldos de brazos invisibles.

Por otro lado tenemos las lonas de vinilo, que son de tipo plasticoso, por lo que resultan totalmente impermeables. Además, es un tejido muy resistente y flexible y, como una de las principales ventajas, es muy sencilla de limpiar.

Una opción muy empleada es el poliéster tejido cubierto con PVC, pues es muy resistente al paso del tiempo, proporciona mucha sombra y presenta una alta protección frente al moho y a las manchas.

También están las lonas de PVC que tienen mayor durabilidad, pues van soldadas en vez de cosidas. Su principal propiedad es la impermeabilidad. Sin embargo, en contraposición, no son adecuadas para lugares calurosos, pues se calientan con mucha facilidad.

En estas situaciones lo mejor son lonas de tejidos microperforados, que son mucho más modernas y están compuestas de una estructura de hilo de poliéster o fibra de vidrio recubiertos con PVC. Su principal ventaja es la capacidad de aislamiento térmico (reducen el factor solar al 0,06) y disminución de calor por su alta transpiración. Además, son tejidos traslúcidos por lo que no impiden la visibilidad.

Los toldos del patio están disponibles en estilos manuales y electrónicos. Los toldos manuales de patio le permiten te permiten ajustar la profundidad o inclinar la tela del toldo. Podes elegir abrir el toldo completamente o solamente por la mitad. Los toldos automáticos o electrónicos, se controlan con “brazos” que funcionan con un botón pulsador o también pueden ser con control remoto.

 

¿Tenés alguna duda? ¡Compartila!

Su dirección de correo electrónico no será publicada.