Reformar, reciclar y algo mas

Espacios de secado, lavaderos

Pocas veces pensamos donde y como secar la ropa, hasta que llega el momento. Cada vez se torna mas importante considera esto como una actividad mas y no menor.

71

Cambia el tiempo, aumenta el porcentaje diario de humedad y, también, un problema que nos aflige a muchos, especialmente en familias numerosas, como hago para qué se seque la ropa cuando no tengo secadora.

El lavadero como espacio dentro de la casa empieza a tomar una importancia singular. Hoy te traigo diferentes propuestas para pensar este espacio de lavado e incorporar nuevos accesorios para secar tu ropa cuando el espacio es pequeño.

Diferentes tipos de tendederos:

Los tendederos más comunes siguen siendo cuerdas o alambres sujetos por soportes de distintos tipos, que solemos ubicarlos en jardines o patios. El objetivo colgar la ropa al sol. Desde ya, que esta manera de secar la ropa sigue siendo muy efectiva. Y muchas veces se les anexa una especie de roldana para subir y bajar la soga, de esa manera resulta fácil de colgar y descolgar la ropa. ¿Pero qué pasa cuando no podemos colgar afuera?

Tendederos de uso interior:

Estos tendederos pueden ser de pared, de radiador, de techo o de pie.

  • Los de pared se colocan en cualquier pared de la vivienda, generalmente el lavadero, un baño, o un balcón cerrado. Muchas veces se colocan sobre radiadores o calefactores logrando un secado más rápido. Algunos de estos tendederos constan de cuerdas que atraviesan parte de un cuarto y que se pliegan cuando no son necesarios. Otros son retráctiles y otros con sistema de palitos que se abren a medida que se necesite colgar ropa.
  • Los tendederos de techo: son levadizos, poseen una estructura rígida que cuelga del techo y un sistema de cuerdas y roldanas que por lo general se acciona con manivela o automáticamente con un motorcito que baja el tendedero para colgar la ropa y luego la sube para su secado.

  • Tendederos de radiador: Vienen ciertos modelos para aprovechar el calor de los radiadores.

 

  • Los tendederos de pie: pueden ser con forma de caballete o tipo calesita. Se colocan por lo general en lugares poco transitados de la vivienda, en baños o si existiera un cuarto de caldera, para que el calor del ambiente ayude en el proceso de secado.

Dentro del tipo de tendedero de pie, hay opciones eléctricas, donde el calor se expande y seca la ropa.

Tendederos verticales:

Justamente en este caso es utilizada la verticalidad para poder tender la ropa. Estos ténder no ocupan mucho espacio y los hay de infinidad de modelos que se adaptan a todas las necesidades. Los más comunes son los eléctricos, que suelen colocarse en una pared del baño, aparte de mantener las toallas calentitas, están bien secas, así como toda la ropa que pongamos allí.

Son muy prácticos en caso de departamentos, cuando no hay lugar para tender o como otra opción de tendido.

 

 

Seguramente encontraste el modelo que va en tu caso. Nos vemos….

¿Tenés alguna duda? ¡Compartila!

Su dirección de correo electrónico no será publicada.